Canal Medicina
Preguntas y repuestas frecuentes sobre enfermedades
AMIGDALAS Y ADENOIDES - PREGUNTAS FRECUENTES 1
Están compuestos por tejido linfático que sirven como barrera para situar las infecciones que entran a través de la boca o la nariz e inmunizar al resto del cuerpo contra ellas.
Otras respuestas sobre enfermedades
Preguntas frecuentes ¿Qué son las amígdalas y dónde se encuentran?
Las amígdalas son dos estructuras ovales y en forma de glándula que miden aproximadamente dos y medio o tres y medio centímetros de largo por dos de ancho, y se encuentran a los lados de la garganta, justo detrás y sobre el nivel de la lengua.

¿Cuál es el aspecto de las amígdalas cuando se hallan infectadas?
Pueden ocupar gran parte de la faringe e incluso juntarse en el medio. Cuando están inflamadas se observarán como grandes masas enrojecidas y, en los casos agudos, muchas veces podrán apreciarse pequeñas manchas amarillas, producidas por el pus, en su superficie.

¿Qué son los adenoides y dónde se encuentran?
Están compuestos por el mismo tipo de tejidos que las amígdalas y se encuentran en la parte superior de la garganta, por encima del velo del paladar. Pueden verse con facilidad en una inspección normal de la garganta. Normalmente, los adenoides tienen la mitad de tamaño que las amígdalas.

¿Cuál es la función de las amígdalas y los adenoides?
Están compuestos por tejido linfático y se cree que sirven como barrera para situar las infecciones que entran a través de la boca o la nariz e inmunizar al resto del cuerpo contra ellas.

¿Si las amígdalas y los adenoides cumplen una función de esa importancia, por qué son extirpadas con tanta frecuencia?
Porque esta función dejan de realizarla cuando se encuentran sometidas a infecciones crónicas. Bajo estas circunstancias, al contrario, actúan como foco de infección y pueden facilitar la aparición de enfermedades en otros órganos, como los ojos, las articulaciones, los músculos, los riñones e incluso el corazón.

¿Cuáles son los síntomas de inflamación aguda de las amígdalas y de los adenoides?
Dolor de garganta, fiebre alta e inflamación de las glándulas del cuello. Una infección en los adenoides puede también causar una infección de los senos nasales, con obstrucción de las vías de aire que van hacia el oído medio. Esto quizá llegue a causar una infección del oído, con posible pérdida del sentido del oído. Si los adenoides están afectados, el paciente puede llegar a respirar sólo por la boca. Esta afección, si no fuera corregida durante un largo período de tiempo, provocaría cambios faciales, haciendo que el labio superior subiera hacia arriba, dando a la cara una expresión lánguida y estúpida.

¿Cuándo se debe realizar una amigdalectomía y adenoidectomía?
Hasta hace poco, era normal recomendar esta operación para todos los niños al llegar a la edad de tres a cinco años. Actualmente, se aconseja realizarla sólo cuando las amígdalas adquieran una infección crónica o cuando los adenoides lleguen a afectar la nariz o a producir complicaciones en el oído.

¿Cuáles son las causas habituales de dilatación de las glándulas del cuello?
Infecciones agudas de las amígdalas, faringitis aguda, infección de los adenoides o infección de los senos nasales.

¿La amigdalectomía y la adenoidectomía son operaciones peligrosas?
Estas operaciones son de las más seguras de toda la cirugía.

¿Qué tipo de anestesia se usa en estas intervenciones?
Anestesia local; aunque podría emplearse anestesia general para los niños y anestesia general o local para los adultos.

MÁS PREGUNTAS SOBRE AMIGDALAS Y ADENOIDES