Canal Medicina
Guía de enfermedades y remedios
VÓMITOS: ENFERMEDADES, CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO.
El vómito es la expulsión violenta del contenido del estómago, que se expele al exterior a través del esófago. Puede estar acompañado de náuseas, y obedece a diversas causas, como trastornos gástricos, mareos o golpes en la cabeza.
Información sobre otras enfermedades
EnfermedadesCuando se produce un vómito se cierra el píloro, o válvula muscular a través de la cual la comida pasa del estómago al intestino. Las ondas de contracción gástrica, que en estado normal empujan la comida hasta el intestino, se invierten, aumentando la presión en el interior del estómago hasta expulsar su contenido.

CAUSAS.
El vómito puede obedecer a diferentes causas, siendo la más frecuente la irritación gástrica. Así, es el síntoma de distintas enfermedades, como indigestión, empacho, gastroenteritis, gastritis, peritonitis, úlcera péptica, hepatitis, cálculos biliares y apendicitis; otras dolencias, asociadas con infecciones víricas, que producen fiebre alta causan vómitos en los niños pequeños. Cuando ocurre un envenenamiento o una intoxicación alimentaria, el organismo reacciona contra las sustancias tóxicas y las expulsa a través del vómito; también un exceso de comida o de bebidas alcohólicas puede causar irritación gástrica y activar el mecanismo del vómito.

TRATAMIENTO.
Cuando una persona siente náuseas es importante asegurarse de que esté en una posición adecuada, si existe la posibilidad de que se quede dormida o inconsciente, para evitar la inhalación del vómito, que produce ahogo. Después de un ataque de vómito, es conveniente que el enfermo no ingiera alimentos sólidos durante unas horas. Por el contrario, es conveniente que beba agua o zumos de frutas para reemplazar los líquidos perdidos, si dichas pérdidas han sido importantes.

Si la persona vomita de forma repetida se requiere asistencia médica inmediata y, si no se descubre una causa subyacente, pueden recetarse antieméticos. Una vez superado el ataque de vómito, el enfermo debe mantener una dieta líquida a base de sopas y cremas suaves, zumos de frutas o té.

EMBARAZO.
Una de cada 15 embarazadas sufre náuseas y vómitos recurrentes o permanentes durante el principio de la gestación. Ocurre con mayor frecuencia por la mañana, por lo general, en el momento de despertarse, pero también puede presentarse cuando la embarazada está muy cansada o cuando come tras muchas horas de ayuno.

VÓMITOS INFANTILES.
Si el bebé vomita pequeñas cantidades de leche mientras se alimenta o poco después y no presenta ningún otro síntoma, no hay motivos de preocupación, ya que sólo se trata de regurgitaciones que son naturales. Otras causas que pueden causar vómito en los niños pequeños son los trastornos como: resfriados, gastroenteritis u obstrucción intestinal. La estenosis congénita de píloro es una afección grave que se manifiesta porque el bebé vomita todo lo que ingiere; requiere tratamiento médico de inmediato.

VÓMITOS PERSISTENTES.
Los accesos repetidos de vómitos se consideran síntomas de un trastorno grave. Si el vómito contiene sangre, ya sea negra o roja, o una sustancia de color castaño oscuro, indica la existencia de un trastorno abdominal agudo. Si, además, se presentan otros síntomas, como dolor abdominal constante, dolores de cabeza, fiebre u otro trastorno es imprescindible en todos los casos una visita médica. Los vómitos repetidos durante un solo día pueden causar una deshidratación por la pérdida de gran cantidad de líquidos orgánicos.

CONTINUAR