Canal Medicina
Guía de enfermedades y remedios
MICOSIS: ENFERMEDADES, CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO.
Se denominan micosis las distintas afecciones causadas por hongos. Su frecuencia tiende a aumentar, y ocasionan infecciones desagradables, muchas veces resistentes al tratamiento y, algunas, de características graves.
Información sobre otras enfermedades
EnfermedadesLos hongos que afectan al hombre son, sobre todo, mohos y levaduras unicelulares. Se trata de plantas minúsculas o microscópicas que viven parasitando los tejidos del organismo y se reproducen con cierta rapidez. Algunos hongos asientan en los tejidos internos del organismo, infectando órganos vitales, como el corazón o los pulmones; son las denominadas micosis profundas, por lo general con un diagnóstico grave. Otros, que originan micosis superficiales, sólo se encuentran en la capa cutánea externa, en la que causan enfermedades tales como la candidiasis, la tiña y el pie de atleta, entre otras. El medio más propicio para la proliferación de los hongos es un entorno cálido y húmedo. Por dicha razón, las mencionadas micosis son más habituales en las zonas tropicales. Además, y en cualquier latitud, afectan las zonas del cuerpo más húmedas y sudorosas, o bien penetran en el organismo al respirar o a través de cualquier herida.

MICOSIS SUPERFICIALES.
Las micosis superficiales o externas son las más frecuentes y menos graves. Producen infecciones localizadas en el pelo, las uñas, la piel o las mucosas, que se transmiten casi siempre por contacto con una persona infectada. En este aspecto, las duchas de los lugares públicos, tales como gimnasios y cuarteles, son un potencial foco de infección.
Un hongo del género Microsporum es el causante de un tipo de tiña que provoca exantemas rojizos en la piel, y que cuando afecta la cabeza produce zonas de calvicie irrecuperables. El pie de atleta es una micosis también conocida como tricofitosis, está causado por hongos del género Trichophyton, que producen enrojecimiento, vesiculación y grietas en las zonas interdigitales de los pies. La candidiasis es una afección fúngica que se desarrolla en la mucosa vaginal producida por la levadura Candida albicans.

MICOSIS PROFUNDAS.
Las micosis profundas o sistémicas, que afectan los tejidos del interior del organismo, son las más graves y, además, resulta difícil su diagnóstico. Su área de influencia se reduce a las zonas tropicales, y la forma de infección es casi siempre a través de una herida o, con menor frecuencia, a través de los pulmones. Las enfermedades más graves de origen fúngico profundo son la histoplasmosis y la coccidioidomicosis, que causan una infección pulmonar lenta y crónica. Algunas afecciones producen abscesos que causan una destrucción importante de los tejidos, en tanto que otras formas de micosis pueden originar un tipo de meningitis.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO.
Dada la particular resistencia de las micosis a cualquier tratamiento, la prevención constituye una medida de primordial importancia para evitar las desagradables consecuencias de este tipo de enfermedades. Muchas afecciones fúngicas se transmiten por medio de los animales, en especial, a través de los perros, por lo que sus dueños deberán cuidar de la salud del animal para evitar contagios. En los climas tropicales, donde las condiciones ambientales son óptimas para el desarrollo de todo tipo de hongos, se deberá tomar la precaución de desinfectar cualquier herida con prontitud y eficacia. En verano, es necesario extremar las medidas higiénicas, en particular, al lavarse los pies, se deben secar a conciencia las zonas interdigitales.

En cuanto al tratamiento, en el caso de una micosis superficial, se lleva a cabo mediante la aplicación local de cremas y lociones fungicidas; cuando la infección es extensa y resistente, el médico puede prescribir la administración de antibióticos, como la griseofulvina, entre otros. Las micosis internas son de difícil tratamiento, si bien algunas responden con relativa eficacia a la acción de la anfotericina B.

ALGUNAS AFECCIONES FÚNGICAS:

Micosis profundas:
Histoplasmosis.
Coccidioidomicosis.
Pie de Madura (maduromicosis).
Criptococosis.
Candidiasis sistémica (moniliasis).

Micosis superficiales:
Candidiasis (moniliasis).
Pie de atleta.
Tiña.
Pitiasis versicolor.

CONTINUAR