Canal Medicina
Guía de enfermedades y remedios
JUANETES EN LOS PIES: ENFERMEDADES, CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO.
Los juanetes son deformidades de los pies que pueden resultar dolorosas. Aunque no revisten demasiada gravedad para la salud de quien los sufre, en algunos casos producen grandes molestias y dolores, llegando a dificultar, comprometer o impedir la marcha. Pueden prevenirse utilizando calzados suaves y cómodos, que no presionen los dedos.
Información sobre otras enfermedades
EnfermedadesUn juanete es un abultamiento o deformidad que se produce en la primera falange del dedo gordo de los pies, formado como consecuencia de una presión demasiado fuerte y constante en esa zona. Todas las articulaciones están rodeadas por una cápsula especial de tejido fibroso y, en algunas ocasiones, por una bolsa de líquido, llamada Bursa, cuya función es amortiguar los movimientos de la articulación. Las bursas se encuentran cerca de las articulaciones, entre la piel y los huesos, o también entre los tendones y los huesos, y constituyen almohadillas lubrificantes que suavizan la fricción entre los tejidos, que se desplazan de modo constante, por encima y por debajo del lugar donde se juntan los huesos de una articulación. Cuando la articulación del dedo gordo del pie se inflama, se produce una mayor acumulación de líquido en las bursas, y crecen los extremos de los huesos. La articulación se proyecta hacia el exterior en forma de ángulo, lo que causa una presión sobre los tejidos que se encuentran entre los huesos y el calzado. Así se inicia la formación de un juanete, que se agrava cuando la piel de la zona que roza con el zapato se inflama y se endurece. Juenetes en los Pies: Enfermedades
CAUSAS.
Los juanetes, conocidos en lenguaje científico con el nombre de Hallux valgus, por lo general son causados por trastornos menores de los pies, que se producen cuando el dedo gordo de un pie crece, o cuando ha sido forzado a mantener una posición superpuesta a uno o más dedos de dicho pie. Otros factores que predisponen a la formación del juanete son el pie plano y la longitud del dedo gordo del pie, que, si es más largo que los demás dedos, se desvía fácilmente por la acción compresora del calzado. Cuando se deforma la articulación, la base ósea del dedo gordo torcido queda desplazada hacia fuera, más allá del contorno natural del pie, y forma un juanete. A medida que éste roza con la parte interior del calzado, la piel se endurece y se inflama generándose un callo. También pueden formarse juanetes de menor tamaño en las articulaciones de los dedos pequeños de los pies.

Hay personas que tienen una debilidad congénita de las articulaciones de los dedos de los pies, y por ello son más propensas a desarrollar juanetes. También pueden formarse por las características particulares de ciertos individuos, cuyos pies crecen hasta edades inusuales, siendo probable que los zapatos que llevan ajusten demasiado sus dedos. Por lo general, la distorsión de la articulación del dedo gordo se produce por usar calzados demasiado estrechos. Los zapatos de mujer han sido desde siempre mucho más estrechos que los de hombre, aunque la anatomía de sus pies es similar; es muy probable que, debido a este hecho tradicional, las mujeres tengan mucha más tendencia que los varones a desarrollar juanetes. Asimismo, el uso continuo de zapatos con tacón muy alto puede ocasionar juanetes, ya que todo el peso del cuerpo se concentra en los dedos de los pies. Cualquiera que sea la causa de la deformidad, una vez que se inicia tiende a progresar y no se corrige por sí misma, ni siquiera abandonando el uso de calzados que son inadecuados.

PREVENCIÓN.
Formación de un juanete en el pieLos juanetes, por sí mismos, no revisten mayores peligros, si bien pueden inflamarse e infectarse, en cuyo caso se deberá aplicar un tratamiento inmediato. La infección de un juanete puede producirse al intentar recortar su piel, endurecida como si se tratara de un callo; nunca debe hacerse esto, ni tampoco quitar las posibles ampollas que aparezcan sobre las deformaciones. Cuando se lesiona la piel de esa zona, es fácil que se produzca una infección, y que ésta se extienda al líquido del juanete y a la articulación del dedo. La infección se percibe porque la articulación aparece tumefacta, enrojecida y dolorosa, y, en ocasiones, puede llegar a supurar. Para evitar la extensión o la complicación de la infección, el médico prescribirá un tratamiento a base de antibióticos. Es muy probable que, a largo plazo, la articulación afectada desarrolle una osteoartritis, que puede extenderse a otras articulaciones del pie, sobre todo si la persona tiene la costumbre de caminar de modo defectuoso debido al dolor causado por el juanete.

TRATAMIENTO.
En la mayoría de los casos, el tratamiento de los juanetes suele dar resultados poco satisfactorios, exceptuando la cirugía. Como primera medida, es necesario cambiar el tipo de calzado y emplear uno que no dañe el pie, y, sobre todo, que tenga la zona anterior más ancha.
Los podólogos suelen introducir una almohadilla especial entre el dedo gordo y el contiguo para, de esta forma, intentar corregir la alineación de aquél. Si se presenta dolor en algún juanete, debe consultarse a un podólogo, quien lo tratará de forma similar a la que se emplea para eliminar un callo o una dureza, aunque si presenta complicaciones, deberá recurrirse a la cirugía.

CIRUGÍA PARA QUITAR LOS JUANETES.
Al tratarse de una operación incómoda y dolorosa, los médicos no suelen recomendar la intervención quirúrgica de los juanetes tan sólo por cuestiones estéticas. Para corregir la deformidad se lleva a cabo una operación, siguiendo distintas técnicas en función del grado de evolución de las lesiones, que tiene por objeto lograr la alineación del dedo gordo y restablecer la funcionalidad del pie. Tras la intervención, se observa un período de reposo de 10 a 15 días y, posteriormente, se inicia un período de recuperación efectuando ejercicios especiales. Al reanudar la marcha puede sentirse dolor durante algunas semanas, debiendo utilizar calzado adecuado que no produzca daños al pie. La mayoría de los pacientes no perciben plenamente los beneficios de la operación hasta haber transcurrido un período de seis meses.

CÓMO DISTINGUIR EL JUANETE DE LA GOTA.
La gota es un tipo de artritis que muchas veces afecta la articulación del dedo gordo de un pie y, aunque en un ataque de gota se produce un enrojecimiento e inflamación similar a la del juanete, ocurre de manera repentina. Por el contrario, un juanete se va desarrollando a lo largo del tiempo, de forma progresiva. Sin embargo, un juanete infectado puede parecer un ataque de gota a simple vista. Ante estos síntomas es recomendable consultar con el médico, que confirmará el diagnóstico mediante un análisis de sangre, que, en el caso de la gota, evidenciará una tasa elevada de ácido úrico.

REMEDIOS PARA LOS JUANETES.
Utilizar un calzado cómodo, con preferencia de piel.
Evitar el uso de zapatos deformados.
No utilizar los mismos zapatos para calzar sucesivamente a distintos niños, ya que el interior de los zapatos se amolda al pie de quien los usa, y nunca los pies son iguales.
No utilizar zapatos con tacones muy altos o puntas muy afiladas.
Cuando se adquiera calzado nuevo, es importante que se ajuste con comodidad a la anchura y a la longitud de los pies.

CONTINUAR