Canal Medicina
Guía de enfermedades y remedios
AMÍGDALAS: ENFERMEDADES, CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO.
Las amígdalas están situadas a los lados de la entrada de la faringe, y su misión es la defensa contra las infecciones. Pero si son infectadas a su vez, dan lugar a un cuadro clínico denominado Amigdalitis o, popularmente, Anginas.
Información sobre otras enfermedades
EnfermedadesLas amígdalas constituyen una importante estructura formadora de anticuerpos, en especial durante la infancia. Se desarrollan rápidamente desde los primeros meses de vida, a medida que el niño entra en contacto con distintos microorganismos. A partir de la pubertad, su actividad se limita y su tamaño se reduce. Por las amígdalas pasan los alimentos y el aire que entran al organismo, lo que sugiere que tienen una función de defensa contra las infecciones. No obstante, pueden, a su vez, infectarse, produciendo afecciones que, a veces, provocan su extracción como único remedio.

AMIGDALITIS.
La amigdalitis puede ser causada por una bacteria, que en la mayoría de los casos es un estreptococo, o por un virus. Ante un cuadro de amigdalitis aguda los síntomas varían según la gravedad de la infección, pero siempre se produce una fuerte molestia en la faringe con dolor al tragar, y una inflamación de las amígdalas. A veces el dolor se extiende hasta el oído y el cuello, debido a la inflamación de los ganglios allí situados. También se puede observar un aumento de la temperatura corporal, que es más acusado en los niños.

Cuando la infección es bacteriana, con frecuencia aparecen placas de pus en las amígdalas. Por lo general, se prescribe al paciente un tratamiento con aspirina o paracetamol, que alivian el dolor y provocan el descenso de la temperatura. Si bien no se ha demostrado que los antibióticos modifiquen el curso de esta enfermedad, sirven para prevenir las complicaciones, como el absceso periamigdalar y la fiebre reumática. Las molestias al deglutir pueden reducirse mediante una dieta basada en alimentos blandos o líquidos.

Cuando las amígdalas se infectan por virus los síntomas son menos intensos y se prolongan durante menos tiempo que en el caso de una infección bacteriana. Sin embargo, en caso de aparecer una mononucleosis infecciosa, al dolor de garganta se le suman astenia, dolores articulares e inflamación de todos los ganglios linfáticos. Las amígdalas se recubren de membranas blanquecinas y el paladar queda moteado por pequeños puntos hemorrágicos. En ningún caso de infección vírica está indicada la práctica de una amigdalectomía o extracción de las amígdalas.

TUMORES.
Los tumores de amígdalas pueden presentarse a cualquier edad, pero por fortuna suelen ser muy raros, tanto el linfoma como el carcinoma. El síntoma que suele apuntar a la existencia de un linfoma es el crecimiento repentino de las amígdalas, acompañado de la inflamación de otros ganglios del cuerpo, como, por ejemplo, los de las ingles y los de las axilas.

El carcinoma suele afectar a los ancianos y tiene más incidencia entre los hombres que entre las mujeres. También caracterizado por un incremento del tamaño de las amígdalas, produce un dolor intenso e inclusive puede causar la ulceración de éstas. Si no se descubre a tiempo, el tumor suele extenderse a los ganglios del cuello, lo que dificulta su remisión. En ambos casos, cuando la detección y el tratamiento son precoces, las posibilidades de recuperación son considerablemente altas.

CONTINUAR