Canal Medicina
Medicna alternativa y remedios caseros
REMEDIOS CASEROS Y MEDICINA ALTERNATIVA NATURAL
SEGUIR VIENDO OTROS REMEDIOS CASEROS
Ortiga: Vara de ortigas, vino de semillas de ortiga, té de hojas de ortiga.
Curas y Remedios

Indicaciones: Reuma, gota, lumbago, ciática, retención de orina, trastornos de la vejiga, fenómenos de la vejez.

Las dos variedades de ortiga, la ortiga mayor y la ortiga blanca, son sobradamente conocidas ya que crecen por doquier en escombreras, caminos matorrales, etc., y prácticamente todo el mundo ha sufrido alguna vez el escozor producido por sus hojas.

En la medicina popular, la ortiga siempre ha ocupado un lugar prominente y la medicina moderna reconoce las propiedades antirreumáticas del té y su eficacia contra la gota y como diurético. Quiero resaltar, sin embargo, un remedio casero muy particular a este respecto. Me refiero a la vara de ortigas contra la ciática y el lumbago. Pese a que aquellas personas que no han probado sus efectos suelen considerar su uso como una auténtica «tortura», los pacientes que han recurrido a ella no dejan de elogiar su eficacia.

Modo de efectuar el tratamiento
Se cortan suficientes ortigas en flor, se atan formando un ramillete o vara y se azota uno con ella tres días seguidos sobre la parte afectada. Se descansa durante varios días para evitar la hipersensibilización al jugo urticante. Este producto urticante es lo que penetra en la piel y produce, al cabo de un breve picor, una agradable sensación de calor que persiste durante varias horas. Terminado el tratamiento descrito, deberá evitarse el agua fría ya que su aplicación reconvierte el calor en picor. Como puede verse, el tratamiento con vara de ortigas no es otra cosa que una terapia estimulante.

Otro remedio casero en base a la ortiga es el vino preparado con sus semillas, usado desde muy antiguo en la medicina popular como producto contra el envejecimiento prematuro. Actualmente se ha podido comprobar científicamente su eficacia y establecer sus causas que no son sino las propiedades contenidas en las semillas en virtud de su aceite esencial rico en tocoferol (vitamina E). También se han advertido otros componentes de efectos semihormonales no bien diferenciados. El vino de ortigas es, por consiguiente, un auténtico geriátrico.

Receta de vino de semillas de ortiga
Las semillas pueden recolectarse a finales del otoño deslizando el puño enguantado alrededor de la planta. Una vez trituradas en el mortero, se introducen unos 50 g de semilla en una botella de 1 litro y se le añaden 1/4 de litro de vino blanco. Se deja macerar durante unos veinte días (agitándolo fuertemente de vez en cuando) y luego se cuela.

A continuación se le agregan 100 gramos de miel se tapa la botella y se guarda en el frigorífico, donde puede mantenerse durante un mes. La dosis diaria recomendada es de 1 copita de las de licor de una a tres veces al día.

Merece mencionarse asimismo que los hombres de cierta edad que a consecuencia de un agrandamiento benigno de próstata padecen trastornos de micción, experimentan un notable alivio con el té de ortigas, merced a sus efectos tonificantes y diuréticos.

Modo de preparar el té de ortigas
Se vierte 1/4 de litro de agua hirviendo sobre 2 cucharaditas colmadas de hojas de ortiga, se deja reposar durante diez minutos y se cuela. La dosis recomendada es de 1 taza de té tres veces al día.