Canal Medicina
Medicna alternativa y remedios caseros
REMEDIOS CASEROS Y MEDICINA ALTERNATIVA NATURAL
SEGUIR VIENDO OTROS REMEDIOS CASEROS
Corteza de Roble: Té de Corteza de Roble - Baños parciales de Corteza de Roble.
Curas y Remedios

Indicaciones: Hemorroides, agrietamientos producidos por el frío, estomatitis, faringitis, conjuntivitis, diarreas, paradentosis, sudor de pies.

La corteza de roble es una de las mejores drogas con contenido de tanino. Para su explotación existen robledales especiales en los que se cuida especialmente de su mantenimiento idóneo. La corteza se quita cada diez años, previa tala de los robles. La utilidad para la preparación de té no debe ser muy vieja, ya que con el prolongado almacenamiento pierde su eficacia al reducirse el contenido tanínico.

Receta para la Preparación del Té de Corteza de Roble (Cocción):
Para conseguir un té eficaz de corteza de roble es preciso cocer ésta. Se vierte 1/2 litro de agua fría sobre 1 ó 2 cucharaditas de corteza, se pone a hervir y se deja que cueza, a fuego más bien lento, durante cinco minutos. Una vez colado, el té estará listo para tomar.

El té de corteza de roble tiene un sabor recio y amargo algo tirante. Es desinfectante y «curtiente» al entrar en contacto con las mucosas en las que las bacterias se han instalado, privándolas así de su terreno de cultivo. Con el té de corteza de roble se pueden hacen gárgaras cuando se tiene dolores de garganta (faringitis): también puede usarse para enjuagues en casos de inflamación bucal (estomatitis) o de las encías (paradentosis). Por vía oral es indicado para el tratamiento de las diarreas. Las gárgaras deben hacerse, como mínimo, dos veces al día. El té debe tomarse a razón de un par de sorbos cada dos o tres horas.

Los resultados son asombrosos en el tratamiento de la paradentosis en su estado inicial. Al cabo de una cura de dos semanas de enguajes (tres veces al día) se advierte como los dientes o muelas afectados se han estabilizado. También las compresas con té de corteza de roble aplicadas a las heridas de difícil cicatrización y en el tratamiento de las piernas agrietadas o ulceradas ejercen una notable acción curativa.

Modo de Preparación y Aplicación de las Compresas con Té de Corteza de Roble:
Se hace una almohadilla de gasa doblándola en varias capas y se impregna bien en el té templado. Seguidamente se aplica sobre el lugar afectado y se venda. El vendaje deberá renovarse cada tres o cinco horas. Las heridas quedan así lavadas y desinfectadas y no tardan en cicatrizar. Es muy importante que las compresas estén aireadas, por lo que jamás deberán cubrirse con plástico de ningún tipo.

El té de corteza de roble, diluido con doble cantidad de agua hervida es un buen remedio para lavados de ojos en el tratamiento de la conjuntivitis o inflamaciones de los párpados.

Las grietas producidas por el frío, el sudor de los pies y, sobre todo, la hemorroides externa también pueden tratarse con eficacia a base de baños de corteza de roble.

Decocción de Corteza de Roble para Baños Parciales:
Este tipo de decocción ha de ser más fuerte que la anteriormente descrita. Su modo de prepararla, no obstante, es el mismo. Deberá calcularse una proporción de dos a tres cucharadas soperas de corteza por cada litro de agua que, como ya hemos dicho, se añade en frío, se pone a hervir y se deja en ebullición, a fuego lento, durante cinco minutos.

La duración de un baño parcial de corteza de roble en el caso de agrietaciones por el frío (a una temperatura de unos 40° C) puede oscilar entre diez y veinte minutos.

Dado que los taninos contenidos en la droga coloran la piel, recomiendo que los baños de manos una vez concluidos se completen con un lavado con agua a la que previamente se le habrá añadido un poco de zumo de limón.

Los baños de asiento para el tratamiento de la hemorroides también deben durar de diez a veinte minutos y, por lo general, es suficiente con un baño diario.